Tributo de los educadores santiagueros al Maestro José Martí en el 165 Aniversario de su Natalicio  

 Desde su caída en combate hasta nuestros días José Martí ha sido un paradigma para los maestros y profesores cubanos. Su ejecutoria política revolucionaria y su obra creadora son celosamente preservadas, interpretadas y trasmitidas a las nuevas generaciones, como un patrimonio esencial de la nación.

La Revista Maestro y Sociedad, en coherencia con la ininterrumpida tradición de la Universidad de Oriente de investigar y promover con amplitud el ideario martiano, cuyas expresiones tempranas se remontan a los orígenes de la institución, cuando se organizaron sendos ciclos de conferencias dedicadas a Martí en 1948 y 1953, presenta este número especial consagrado al Héroe Nacional Cubano en ocasión del 165 aniversario de su natalicio. 

A la convocatoria realizada respondieron profesores de varias áreas de la Universidad de Oriente, Universidad de Ciencias Médicas y de la Universidad de Guantánamo, baluartes de los estudios martianos en Cuba. Por lo que se presentan quince artículos de veintinueve autores.

En correspondencia con el perfil de la publicación, nos propusimos tratar tres núcleos investigativos: José Martí como educador y el valor de sus ideas educativas, el aporte de relevantes instituciones y personalidades santiagueras a los estudios de la vida y obra de José Martí y las experiencias pedagógicas en torno a la utilización del legado martiano en diversos niveles de enseñanza y áreas del conocimiento.

El primer asunto nos llega gracias a las reflexiones del Dr. C. Manuel Fernández Carcassés y los masteres Noel W. Borrero Rodríguez y Luis F. Solís Bedey, quienes escudriñan la labor docente del Maestro y el valor y trascendencia de sus concepciones sobre la educación; no solo en la preparación académica de los cubanos y los latinoamericanos, sino como requisito sustancial para la formación de los políticos encargados de encabezar los cambios necesarios en bien del mejoramiento humano.

Con respecto a los análisis de los aportes de instituciones y personalidades a la exégesis y socialización de la doctrina del Maestro, que tributan a una de las líneas de investigación de mayor impulso en los últimos años: la reconstrucción de la historia de la recepción martiana, se incluyen estudios como el de Daineris Mancebo Céspedes y Esther Céspedes Acuña sobre la impronta dejada por la Escuela Normal para Maestros de Oriente, institución que sobresale en la defensa de la huella de Martí y en la que se formaron notables personalidades de la historia y la culturas de la región oriental.

También se incorporan estudios monográficos sobre la contribución de los profesores de la Universidad de Oriente a las investigaciones martianas. Israel Escalona Chadez y Namilkis Rovira Suárez centran la atención en el siempre recurrente tema de las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos; y de manera simbólica se particulariza con indagaciones sobre dos eminentes docentes: Herminio Almendros Ibáñez y Hebert Pérez Concepción.

El médico Ricardo Hodelín Tablada, a quien se le agradecen cardinales acercamientos a la vida del Apóstol, como su libro Enfermedades de José Martí, esboza la existencia de Herminio Almendros, emigrado español quien –por derecho propio– debe ser considerado uno de los principales estudiosos de Martí.

De las investigadoras Lic. Lidia de las Mercedes Ferrer Téllez y la Lic. Sonia Téllez Vigueaux se incluye una novedosa aproximación a la presencia de José Martí en la obra del reconocido maestro de la plástica santiaguero Guarionex Antonio Ferrer Estiú (1947–2007). Como un tributo a la memoria del artista, se ilustra la cubierta de la revista con una de sus obras dedicadas a Martí.

Los doctores Giovanni Villalón García e Israel Escalona indagan sobre los criterios en torno a varios tópicos de Hebert Pérez Concepción, recientemente reconocido con el Premio Nacional de Historia, y uno de los más recios investigadores de la obra martiana en Santiago de Cuba en la contemporaneidad.

Los otros artículos incluidos en el volumen versan sobre múltiples experiencias pedagógicas que van desde el análisis de obras y géneros literarios, como los que proponen Elsa Montoya Bandera e Ivet T. Arochena Torres con sus develamientos de nuevas dimensiones de la revista La Edad de Oro, el análisis del epistolario familiar martiano que desarrollan María Fidelia Díaz Reyes y Arianne Ortega Vega. Las revelaciones sobre la utilización pedagógica de Rubén Ramos en el trabajo con el texto martiano: “Conversación con un hombre de la guerra”.

Igualmente aparecen otros asideros del trabajo didáctico y socializador de la vasta ejecutoria y creación martianas como la propuesta de Martha Fuentes y José Luis de la Tejera Galí acerca de las potencialidades de la visión martiana sobre el arte y la literatura para el fortalecimiento del proceso docente educativo, las consideraciones de Orlando Miyares Repilado y Raiza Mourlot Serrano sobre la necesidad y posibilidades de la utilización de la obra martiana en la asignatura “Trabajo pioneril en la Escuela Primaria”, la sugerente proposición de Niobis Lucía Espinal López. y Mirna Caballero Rodríguez para la adecuación de Cuadernos Martianos I de la enseñanza primaria en la Educación preescolar. Las recomendaciones para desarrollar el proceso de discernimiento sígnico a partir de la observación de la obra cinematográfica José Martí: el ojo del canario de las investigadoras Eufemia Figueroa Corrales, Rosalina Soler Rodríguez y Niovis Torres Herrera y la mirada sociológica de Nairobis Correa Sánchez sobre la formación de valores en alumnos de la Educación Primaria a partir de la utilización de la obra de José Martí.

Consecuentes con la sentencia del Maestro de que “Honrar, honra”, entregamos esta Edición Especial de Maestro y Sociedad, tributo agradecido de los educadores santiagueros a José Martí  en el 165 aniversario de su nacimiento.   

 

Dr. C. Israel Escalona-Chadez   

MSc. Mirna Caballero Rodríguez                              

 

Publicado: 2018-01-25

Número Especial