Enriqueciendo nuestro idioma

  • Matilde Calderón-Díaz
  • Vilma Gola-Lora
Palabras clave: Lengua Materna, Dominios cognitivos de la lengua o componentes de la lengua, Ortografía, Conocimientos ortográficos, Juegos didácticos, Motivación, Trabajo independiente, Comunicación, Conciencia ortográfica

Resumen

Todos los hispanohablantes utilizamos el idioma español para comunicarnos, de ahí la necesidad de darle tratamiento a los dominios cognitivos de la lengua materna, en especial, a la ortografía por ser uno de los dominios cognitivos más afectados. El dinamismo y motivación, mediante diferentes vías, que deben utilizar los docentes para incentivar el amor de los alumnos hacia el buen escribir, y por tanto, hacia el buen hablar será propicio para lograr que la ortografía ocupe el lugar que le corresponde en los conocimientos que debe poseer el hombre contemporáneo y del futuro. La utilización de juegos didácticos personalizados, dinámicos e integradores permitirán la competencia ortográfica entre los alumnos, por tanto, creará un ambiente de que cada cual eleve la calidad de lo que escribe. La ortografía se considera una materia árida, las reglas ortográficas con sus excepciones son muchas para poder recordarlas con facilidad y aplicarlas en su momento, los diccionarios no están al alcance de todos para utilizarlos como soporte en la ampliación de los conocimientos del idioma, la lectura como fuente del saber no es motivación para los estudiantes, de ahí la importancia de utilizar los juegos didácticos como método y que se apliquen constantemente en las diferentes clases por ser parte importante de la comunicación y mantener así la pureza de la lengua y salvar las imperfecciones que reproducen al escribir.

Publicado
2016-12-12
Cómo citar
Calderón-Díaz, M., & Gola-Lora, V. (2016). Enriqueciendo nuestro idioma. Maestro Y Sociedad, 4(3). Recuperado a partir de https://maestroysociedad.uo.edu.cu/index.php/MyS/article/view/1868
Sección
Artículos